domingo, 11 de abril de 2021

Los Somormujos y la Tortuga

Hola amigos, 

hace unos días me disponía a pasar un rato agradable visitando la laguna de Chozas de Arriba que ahora se encuentra espectacular, mostrando un aspecto magnífico y con gran variedad de aves.

Pero lo que en principio parecía que iba a ser un a tarde de pleno disfrute, se torno en preocupación cuando puede localizar un ejemplar de Galápago de Florida o Tortuga de orejas rojas, muy cerca del recién construido nido de Somormujo lavanco.

Galápago de Florida y areja de Somormujo lavanco (Podiceps cristatus)


Se trataba de un ejemplar de gran tamaño, ya dejó de ser esa pequeña tortuguita anhelada por niños y mayores. A mi esta escena hacía que me dolieran los ojos.

La Tortuga de Florida ha sido la tortuga más popular como mascota, tal y como lo demuestran las más de 50 millones de exportaciones entre 1989 y 1997, desde los Estados Unidos. En España, la venta de tortugas de Florida se hizo masivamente entre los años 1991 y 1998 aunque el comercio de esta especie de reptil exótico se inició unos cuantos años antes.

Galápago de Florida y pareja de Somormujo lavanco (Podiceps cristatus)

Galápago de Florida y pareja de Somormujo lavanco (Podiceps cristatus)

Galápago de Florida y pareja de Somormujo lavanco (Podiceps cristatus)

Galápago de Florida y pareja de Somormujo lavanco (Podiceps cristatus)

El éxito del Galápago de Florida como mascota fue debido a su pequeño tamaño cuando era vendida en forma de cría, sus relativos fáciles cuidados y su bajo precio. Sin embargo, la cosa cambiaba con el paso del tiempo, cuando aquella tortuguita terminaba midiendo hasta 30 cm de longitud, a lo que se le sumaba su larga esperanza de vida, que empujaban al propietario, cansado de mantener a una tortuga de grandes dimensiones, muy voraz y a veces hasta agresiva, a abandonarla sin saber las consecuencias de su acto a nivel medioambiental.

Galápago de Florida  (Trachemys scripta elegans)

Ello supuso la entrada de estos reptiles exóticos en un medio ambiente que no les era propio, problema que fue más grave en lagos, estanques y ríos de las zonas urbanas, donde se liberaron muchos más de estos ejemplares que en zonas más rurales.

En España, fue frecuente la liberación de este galápago americano en el medio natural a partir de los comienzos de la década de los 90 del siglo XX.

La introducción de la Tortuga de Florida tuvo como consecuencia en Europa el desplazamiento de las tortugas acuáticas autóctonas debido a que el quelonio americano estaba más acostumbrado a competir con otras especies de tortugas acuáticas que los galápagos de Europa, donde, como mucho coexistían dos especies de estos reptiles, el Galápago europeo (Emys orbicularis) y el Galápago leproso (Mauremys leprosa).

Galápago de Florida y Somormujo lavanco (Podiceps cristatus)

Ojalá que imágenes como las que incluyo en esta entrada no vuelvan a producirse y que todas las personas tomen conciencia del grave problema que suponen la introducción en el medio natural de estas especies foráneas.

Laguna de Chozas de Arriba


Saludos y gracias por visitar nuestro blog.

¡Seguimos pajareando!

No hay comentarios:

Publicar un comentario