viernes, 13 de diciembre de 2019

Las CABRAS MONTESES de Llánaves de la Reina

Hola amigos, 
recientemente he vuelto a tener un breve encuentro con la pequeña población de Cabra montés que habita en la comarca de La Reina.

Macho de Cabra montés (Capra pyrenaica)​

En numerosas ocasiones las he visto en los imponentes roquedos que hay a la entrada de esta localidad. Pero el otro día tuve la oportunidad de observarlas con calma y a corta distancia.

Cabras monteses (Capra pyrenaica)​

Cabras monteses (Capra pyrenaica)​

Cabras monteses (Capra pyrenaica)​

Según diversas crónicas, la Cabra montés se extinguió oficialmente en León en el verano de 1857. En el año 2000 en terrenos del pueblo de Anciles, en plena reserva de caza de Riaño, se llevó a cabo un proyecto de reintroducción con fines cinegéticos. Más tarde se han introducido en los Ancares leoneses y en varios cotos de la provincia de León, como es el caso de Llánaves de la Reina.

Cabras monteses (Capra pyrenaica)​

Joven Cabra montés (Capra pyrenaica)​

Cabras monteses (Capra pyrenaica)​

Sin embargo, la subespecie de Cabra montés reintroducida en León no es la autóctona, sino que es la subespecie Capra pyrenaica victoriae, procedente de la Sierra de Gredos, o de las Batuecas.

De carácter fundamentalmente rupícola, las Cabras monteses se encuentran especialmente cómodas en las zonas más agrestes, crestas y pedreros a gran altura, que solo abandonan en invierno cuando la nieve las obliga a descender a cotas más bajas.

Tener cerca un gran macho montés, la verdad es que impresiona. Sorprende la facilidad con la que nos podemos acercar a ellos, y lo confiados que son, a pesar de ser una de las piezas cinegéticas por excelencia.

Macho de Cabra montés (Capra pyrenaica)​

Macho de Cabra montés (Capra pyrenaica)​

Macho de Cabra montés (Capra pyrenaica)​

Hembra de Cabra montés (Capra pyrenaica)​

Hembra de Cabra montés (Capra pyrenaica)​

Por otro lado, el celo de la cabra montés es uno de los mayores espectáculos que nos ofrece la naturaleza. Los machos pelean sin cesar, y el sonido de las cornamentas al chocar con gran violencia, la verdad es que sobrecoge. Es en los meses de noviembre y diciembre cuando se producen estas escaramuzas, que tendrán como resultado para el ganador, el poder cortejar y aparearse con las hembras.

Cortejo de Cabra montés (Capra pyrenaica)​

La primera medida de protección de la especie en España, fue la creación en 1905, por el rey Alfonso XIII, del Refugio Real de Caza de la Sierra de Gredos, salvando una reducidísima población de animales, siendo especialmente a partir de 1950, cuando se establece un efectivo programa de conservación de las cabra montés a nivel nacional, con la creación de numerosas reservas y un programa de conservación, lo que no obstante no ha impedido la regresión de la especie en algunas zonas como ha ocurrido en los Pirineos.

Macho de Cabra montés (Capra pyrenaica)​

Macho de Cabra montés (Capra pyrenaica)​

Macho de Cabra montés (Capra pyrenaica)​

VIDEO:




En la Península Ibérica se han descrito (Ángel Cabrera, 1911) cuatro subespecies de cabra montes que se basan en la corpulencia, distribución de las manchas negras del pelaje de los machos y longitud y sección transversal de la cornamenta:

- Capra pyrenaica victoriae (Cabrera, 1911). Que ocupa las serranías centrales, de modo fundamental la Sierra de Gredos, donde se le estima una población próxima a los 10.000 ejemplares.

- Capra pyrenaica hispanica (Schimper, 1948). La que habita nuestra zona y que se distribuye por todas las sierras paralelas al Mediterráneo peninsular, con su colonia más importante en Sierra Nevada.

- Capra pyrenaica pyrenaica (Schinz, 1838). Conocida como bucardo. Se localizaba en el Pirineo y probablemente también en la cordillera Cantábrica. Esta especie se extinguió en el año 2000. La última hembra fue encontrada muerta el 6 de enero de 2000, bajo el tronco desplomado de un abeto seco, en el valle de Ordesa (Juan Manuel Seijas, 2000).

- Capra pyrenaica lusitanica (Schlegel, 1872). Se localizaba en el Sur de Galicia y Norte de Portugal, extinta desde 1890. En la Sierra de Gerés se mató el último individuo de que se tiene constancia.


Saludos y gracias por visitar nuestro blog.

¡Seguimos pajareando y mucho más!

No hay comentarios:

Publicar un comentario