miércoles, 10 de agosto de 2016

PICO DORSIBLANCO en la Selva de Irati

El segundo objetivo en nuestra salida navarra era la observación de la única especie de pájaro carpintero que nos quedaba por ver en la península, el Pico dorsiblanco. Para ello nos dirigimos a uno de sus últimos reductos, la Selva de Irati.

Entrada a la Selva de Irati

El pico dorsiblanco es el pájaro carpintero más escaso en España, ya que su población apenas llega al centenar de parejas reproductoras, acantonadas en su práctica totalidad en los bosques del Pirineo navarro. Se trata de una especie típica de bosques fríos y que, tras la última glaciación, quedó recluída y aislada en los macizos montañosos del sur de Europa. Está muy ligada a los hayedos maduros, en los que se conserven árboles viejos y podridos donde encontrar alimento y poder realizar sus nidos.

Ruta

Bosque de hayas

Nosotros nos habíamos retrasado con el Correlimos culiblanco de Zolina y llegamos con muy poco tiempo, además el cielo amenazaba lluvia; esto unido a la oscuridad de estos frondosos bosque hizo complicada su localización.

Elegimos el entorno de embalse de Irabia.

Entorno del embalse de Irabia

Embalse de Irabia

Grandes hayas, hacían que este bosque maduro fuera el hábitat perfecto para este pícido. Además un panel informativo nos mostraba las especies de carpinteros que podíamos detectar.

Hayas

Bosque maduro

Arbol picoteado

Agujero-nido con techo natural

Panel informativo

Mientras escuchábamos el canto de un Pito negro, oímos picotear en lo más alto de un haya; hacía allí dirigimos nuestros prismáticos y ¡Bimbo!, pudimos ver a una pareja de Picos dorsiblancos. Las fotografías son meramente testimoniales y no hacen justicia a nuestras observaciones que se prolongaron varios minutos.

Pico dorsiblanco (Dendrocopos leucotos)

Pico dorsiblanco (Dendrocopos leucotos)

Con la caída del sol y la llegada de la lluvia abandonamos este emblemático enclave.

Corzo (Capreolus capreolus)


Saludos y gracias por visitar nuestro blog.

¡Seguimos pajareando!

5 comentarios:

  1. Uff, José Alberto, por poco nos vemos. Estuvimos un par de días antes que tú por allí buscando también al susodicho. Y lo vimos, aunque le echamos bastante rato. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué pena!!!
      Ya nos hubiera gustado coincidir con vosotros!!!

      Un abrazo

      Eliminar
  2. Quizás el Otoño, la estación mas bonita desde el punto de vista del colorido para estos montes, y su última etapa la más propicia para la observación de Pícidos por la disminución de la frondosidad.

    ¡¡Saludos!!

    ResponderEliminar
  3. Irati es un viaje que tengo pendiente. Otoño es un aépoca que me atrae mucho. Un saludo.

    ResponderEliminar