martes, 7 de marzo de 2017

ESCRIBANOS PALUSTRES en Los Oteros

El paisaje estepario de la comarca leonesa de Los Oteros se caracteriza por extensos campos de cultivo y su gran desforestación, que se alterna en algunos puntos con pequeños tesos y alguna arboleda esporádica.

En este hábitat también es posible encontrar pequeñas lagunas con vegetación palustre, que resultan auténticos tesoros naturales y que albergan gran cantidad de vida. Es el caso del protagonista de esta entrada el Escribano palustre.

Escribano palustre (Emberiza schoeniclus)

Este pequeño pájaro es uno de nuestros paseriformes más raros y amenazados. Sin embargo, durante el invierno recibimos abundantes ejemplares procedentes de Europa, aunque su número también viene manifestando un notorio descenso. La desaparición o alteración de los humedales y los problemas derivados de la intensificación agrícola parecen estar en el origen de dicha situación.

Laguneta en Los Oteros

En una de mis recientes salidas estuve disfrutando y fotografiando a varios ejemplares:

Escribanos palustres (Emberiza schoeniclus)

El macho del escribano palustre tiene la cabeza de color negro y el peto, que se extiende hasta el pecho, solamente está interrumpido por las rayas distintivas de color blanco, en forma de bigote, y un collar blanco alrededor de la parte posterior del cuello. El dorso es de color marrón herrumbre con vetas negras. El obispillo y las cobertoras alares son de color grisáceo, y las terciarias (las plumas grandes en la base del ala) y los bordes de las plumas de las alas primarias son de color marrón herrumbre. Las partes inferiores son de color marrón con un veteado tenue.

Macho de Escribano palustre (Emberiza schoeniclus)

Macho de Escribano palustre (Emberiza schoeniclus)

Macho de Escribano palustre (Emberiza schoeniclus)

Macho de Escribano palustre (Emberiza schoeniclus)

Macho de Escribano palustre (Emberiza schoeniclus)

Macho de Escribano palustre (Emberiza schoeniclus)

Macho de Escribano palustre (Emberiza schoeniclus)

Las hembras y los jóvenes tienen un aspecto similar al del Escribano pigmeo, pero tienen vetas en las alas de color marrón herrumbre, mejillas de color marrón grisáceo, perfil convexo hacia el borde superior del pico, y rayas más anchas y menos distintivas en los flancos. El escribano palustre tiene el iris, el pico y las patas de color marrón oscuro.

Hembra de Escribano palustre (Emberiza schoeniclus)

Hembra de Escribano palustre (Emberiza schoeniclus)

Hembra de Escribano palustre (Emberiza schoeniclus)

Hembra de Escribano palustre (Emberiza schoeniclus)


Saludos y gracias por visitar nuestro blog.

¡Seguimos pajareando!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada